Grupo Control se sumó a la seguridad de la Copa del Rey y de la Reina de Hockey en el Club de Campo Villa de Madrid

25. 03. 2019 Por admin

Durante el pasado fin de semana, del 22 al 24 de marzo, se celebraron dos importantes eventos deportivos de máximo nivel nacional en el Club de Campo Villa de Madrid: la Copa del Rey Littium y la Copa de la Reina Iberdrola de hockey sobre hierba. 16 equipos, los mejores de España, ocho masculinos y ocho femeninos, se disputaron el título de esta prestigiosa y espectacular competición.

Grupo Control colaboró en el dispositivo de seguridad de esta cita que organiza la Real Federación Española de Hockey (RFEH). Además de las eliminatorias y las finales, durante el fin de semana el Club de Campo acogió otras actividades paralelas como diferentes torneos de categorías de base, masters y clases magistrales. Por otro lado, el viernes por la noche, la RFEH celebró en la Carpa de Eventos del Club de Campo su Gala Anual.

El cometido de Grupo Control en la seguridad de la Copa del Rey y de la Reina de Hockey fue el mismo que se desarrolla en cualquier otra instalación donde se celebre una competición deportiva, es decir, velar por la seguridad de las personas que acuden a esta cita, de los deportistas, bienes e inmuebles del recinto y que se cumplan las normas establecidas para estos eventos, siempre en estrecha colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Miguel C. Luengo, jefe de Seguridad de Grupo Control, explica que “todo salió según lo previsto, el público disfrutó de los partidos y del alto nivel de juego que demostraron los equipos en las diferentes eliminatorias y la final. Para nosotros es muy importante que instituciones tan prestigiosas como el Club de Campo, que desarrolla su actividad desde 1931, nos den su confianza, y más aún para uno de los acontecimientos nacionales más destacados para el hockey”.

En lo deportivo, el equipo vencedor en la categoría femenina fue, precisamente, el Club de Campo femenino que se impuso en la final por 5 a 2 al Polo, logrando de este modo su 16ª Copa de la Reina Iberdrola de hockey en casa, la cuarta consecutiva y la décima en 11 años. En el cuadro masculino el equipo campeón fue el RC Polo de Barcelona, que en la final venció por 1 a 3 al Atlétic Terrassa. En este choque la igualdad fue la tónica dominante.